Santa Violeta, historia, vida y fecha festiva

Santa Violeta, conocida en vida como Violeta y Iole, fue una mujer ejemplar que a pesar de pertenecer a una familia adinerada tenía cierto apego con los pobres, esclavos y enfermos, a los que ayudaba frecuentemente. Su fe cristiana estuvo muy marcada, hasta el punto de continuar con sus ideales a pesar del peligro que corría su vida. Aquí te mostraremos más acerca de su obra, muerte y veneración.  

¿Quién es Santa Violeta?

biografia de santa violeta

Santa Violeta o Iole, una joven virgen esbelta y menuda conocida por su belleza y humildad que fue martirizada por causa de su fe cristiana junto con sus hermanas en Verona (Italia) por lo cual se convirtió en una persona de suma importancia para la iglesia católica. Los pobres la identificaban con la hermosura de las flores, y a pesar de su corta edad, era capaz de enfrentarse a cualquier cosa por defenderlos.

Es recordada con mucho júbilo debido a que tuvo una enorme fe y se destacó por la realización de buenas obras durante toda su vida, tales como el cuidado de enfermos y el suministro de comida a los necesitados. Si bien, gran parte de los registros de Santa Violeta se perdió a causa de la persecución en contra de los religiosos, algunos relatos ofrecidos de forma oral han sobrevivido para contarnos su verdadera historia. Los mismos detallaban el martirio de una amable jovencita conocida como Iole o Violeta.

Era devota de la virgen María, de San Juan y otros santos. Estos tres hermanos solían adorar a Dios haciendo oraciones silenciosas y penitencias. Santa Violeta era la más introvertida entre ellos. Buscaba la privacidad para realizar la oración y ofrecía pequeños sacrificios para pedir beneficios del cielo; que los paganos se convirtieran y que mientras, los tres pudieran mantenerse fuera de peligro.

El gran auge que tuvo este nombre para mediados y finales de la edad media, hizo que fuera popularizada por un estudioso de las vidas de los Santos (Filipo Ferrari) que en un libro del cual se conservan aún copias nos cuenta que él encontró unas antiguas planchas de la iglesia de Verona que relataban la valentía de Santa Violeta (virgen mártir del siglo II).

Historia, vida y biografía de Santa Violeta

La tradición basada en algunos de los registros que aún se pueden encontrar cuenta que Iole, quien ahora es Santa Violeta nació en el año 95 de nuestra era, como la hija menor en una familia de buena posición que vivía a las afueras de Verona. La pequeña Viola, a la cual se le llamaba por su diminutivo Violeta debido a que solía ser muy dulce y cariñosa tenía dos hermanos mayores (Cristina y Mory).

Los abuelos y patriarcas de esta familia se encontraban entre los primeros cristianos de la región que se habían instalado en la ciudad italiana de Verona. Esto, en búsqueda de refugio debido al exterminio de cristianos que se estaba suscitando en ese momento, los cuales habían sido ordenados por el emperador Nerón en el periodo comprendido entre los años 64 y 68 culpándolos del incendio de la capital del imperio y de otros delitos más.

Se descubrió que el culpable del incendio había sido el mismo emperador que estaba en un estado que ya alcanzaba los límites de lo demente. Sin embargo, ya era muy tarde. Entre las víctimas más reconocidas en esta primera gran masacre se contaban el apóstol San Pedro y el primer doctor y maestro del cristianismo (San Pablo de Tarso) junto a una considerable cantidad de Santos mártires que les hacían compañía en su martirio.

Ya para finales del siglo primero comenzaron a circular dentro del imperio romano, varios cazadores de recompensas que acusaban a los cristianos de realizar actos criminales e indignos a cambio de dinero. Según Tertuliano, durante las noches eran sacrificados niños romanos secuestrados y su sangre era rociada en panes que luego se comían. Además, decían que también se mezclaban con sus hermanas y madres en las penumbras.

Martirio

El pueblo pagano, sin realizar investigación y sin ningún tipo de prueba ordenó matar a los cristianos. Esto se hizo costumbre desde el año 31 antes de Cristo. Aparte de esto, el emperador exigió que se erigieran estatuas en todas las ciudades pertenecientes al imperio, las cuales debían ser adoradas, y aquí comienzan los problemas para los cristianos como Santa Violeta (que para ese momento no tenía más de 15 años) y sus hermanos.

Toda la familia pertenecía a la nobleza local, pero eran cristianos encubiertos, instruidos por el Papa Alejandro I. Los mismos siempre se encomendaban a Dios y utilizaban agua vendida que llevaban consigo. Estos tres jóvenes pregonaban que Jesús es el único hijo del Dios verdadero. A pesar de ser de alta estirpe, creían en la calidad humana, ayudaban a los menos favorecidos y pregonaban el amor de Dios.

Repetían muchas veces que cualquier cosa que se hiciera en contra de alguna persona (incluyendo los pobres) se le hacía al mismo Dios. Esta ley a favor de la igualdad social no causaba ninguna gracia, y tampoco el hecho de que se rehusaran a adorar la imagen del emperador que se les había ordenado. La actitud de estos tres creyentes de la fe (Santa Violeta y sus dos hermanos) fue vista como una rebelión por los mandatarios de ese momento, ya que chocaba con las costumbres sociales de esa época.

Como todos los cristianos de ese momento, Santa Valeria, junto a sus hermanas ponían sus riquezas a disposición del grupo excluido que estaba conformado por los pobres y los esclavos. Debido a su obra, el cristianismo se fue extendiendo a pesar de los esfuerzos que hicieron las autoridades para evitarlo. Para el año 109 se hizo más violenta la persecución a los cristianos por causa de un edicto dictado por un emperador trajano, lo que obligó a los hermanos a abandonar el hogar paterno para vivir como ermitaños en las montañas.

Los tres se fueron a lugares distintos a refugiarse, sin embargo, se dice que se comunicaban en las noches por medio de hogueras que hacían mientras adoraban al Señor, las cuales fueron la causa de que los soldados romanos les encontraran. En cuanto a su muerte, se relata que como pertenecían a la nobleza, fueron martirizados y decapitados con una espada.

Fecha festiva de Santa Violeta

A pesar de que Santa Violeta obtuvo mucho reconocimiento a finales de la edad media, siendo su fiesta el día 3 de Mayo en el actual martirologio romano no se le menciona. Sin embargo, en la Provincia de Verona aún hoy en día se le festeja con procesiones en muchos lugares y en su humilde tumba construida en la montaña donde fue martirizada.