San Ezequiel, historia, vida y fecha festiva

San Ezequiel (Ezequiel Moreno) fue una persona que conoció y supo respetar la devoción desde niño. Sus obras estuvieron dirigidas al servicio, pero en especial, se inclinaron hacia la reverencia a Dios y la intercesión por los enfermos de cáncer. A pesar de que pasó por cosas sumamente fuertes, nunca perdió su fe. Si quieres conocer más acerca de su vida, obra, martirio y muerte, quédate con nosotros.

¿Quién es San Ezequiel?

San Ezequiel

San Ezequiel, conocido en vida como Ezequiel Moreno, fue una persona sumamente religiosa que descubrió su vocación a una edad muy temprana. Dejó imborrables huellas en Colombia y Filipinas, donde hizo un muy buen servicio como misionero. Intercedía constantemente por los enfermos de cáncer, afección  que lo llevó a su muerte.

Fue reactivador de misiones en muchas oportunidades y los cristianos lo reconocían por ser un excelente predicador y un agradable confesor. Debido a sus cartas, se conoce que sentía un gran amor por el Corazón de Jesús y un gran respeto y devoción por las cosas de Dios, el Creador. En las mismas solía hablar de lo triste que sería que no existiese ese ser divino.

San Ezequiel también pasó por muchas situaciones difíciles, pues tuvo que lidiar con lo que la revolución liberal estaba ocasionando a los fieles religiosos. Estos sufrían incontables destierros y despojos de bienes. Otra cosa que lo caracterizó en gran manera fue el amor por los enfermos. Los hermanos de la comunidad religiosa y los feligreses han dado incontables testimonios de la abnegación que San Ezequiel mostró en los lugares por donde anduvo.

A pesar de que luego de haber cumplido tantas veces con la misión de interceder por los enfermos de cáncer y verse envuelto en la soledad y el dolor de esta afección, nunca perdió la fe en Dios y la religiosidad y devoción cristiana siempre estuvo presente en su vida. Fue su creencia y el apoyo de todos los que le conocían lo que lo ayudó a salir airoso de todas las intervenciones por las que tuvo que pasar para su recuperación.

Historia, vida y biografía de San Ezequiel

El nacimiento de San Ezequiel tuvo lugar en La Rioja el día 9 de abril del año 1848. En 1864 tomó la decisión de vestir el hábito con los hermanos recoletos ubicados en Monteagudo (Navarra). El 22 del mes de septiembre que correspondía al periodo de 1865 fue profesado como religioso para el comienzo de una vida llena de fe y fervor.

Unos años después, específicamente el día 2 de junio del año 1871, fue enviado a Filipinas para ser declarado como párroco en Manila. El Capítulo de Provincia del periodo de 1885 lo nombró como párroco del convento de Monteagudo donde fue muy apreciado por sus especiales cualidades para el cargo.

Luego de haber cumplido completamente con el periodo pautado para su mandato se ofreció como colaborador para la restauración de la Provincia de hermanos recoletos de La Candelaria de Colombia. Al ser reconocido como un gran misionero y una persona con innumerables virtudes, fue elegido como Sacerdote de Casanare y bendecido como obispo en el año 1894.

Dos años después (el diez (10) de Junio de 1896 le fue entregada la diócesis de Pasto que abarca todo el territorio del sur del país. Su ministerio no fue exactamente tranquilo, de hecho, llegó a presentar una dimisión al Papa León XIII. Como no le fue aceptada tuvo que volver a la diócesis a soportar los horrores de la guerra civil, el anticlericalismo y el hostigamiento planificado en contra de la iglesia cristiana católica.

San Ezequiel se enfermó de la atroz enfermedad de cáncer. Debido a esto, sus diocesanos hicieron la petición de que regresara a España para ser sometido a varios procedimientos quirúrgicos que logró soportar muy bien. Falleció en Monteagudo. Su lamentable muerte sucedió el 19 de Agosto de 1906 cuando tenía la edad 58 años.  

En el periodo de 1975 se logró la beatificación del Santo Ezequiel. Fue el papa Juan Pablo VI quien lo beatificó. El reconocido Juan Pablo II fue quien ejecutó su canonización el 11 de octubre del año 1992 en República Dominicana un Santo Domingo para alegría de todos los feligreses que aún le siguen.

El mismo Papa Juan Pablo segundo afirmó que San Ezequiel, debido a su maravillosa labor como evangelizador, es un modelo para muchos pastores, en especial para los que están al servicio de Dios en América Latina y quieren lograr nuevos métodos y enfrentar desafíos considerables a los que muchas veces son sometidos los creyentes católicos.

Fecha festiva de San Ezequiel

El 19 de agosto se celebra el día de San Ezequiel ya que fue la fecha en la que partió a los cielos para estar en compañía del Señor y continuar con su labor como devoto. El santo de los enfermos de cáncer ruega por todos allá en lo alto desde ese preciso instante, en especial por aquellos que se ven obligados a pasar por esta horrible enfermedad que obliga a circunstancias tan difíciles como las que el mismo pasó. Este día se conmemora ese momento en el que el cielo estuvo de fiesta por recibirlo.

La vida y obra de San Ezequiel no puede ser otra cosa que un ejemplo para todos los feligreses y los que siguen la fe en el creador que se encuentra arriba en el cielo. La biblia dice que debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, y esto que precisamente lo que este sacerdote católico hizo durante toda su vida. De hecho, demostró su devoción desde muy pequeño, y buscó materializar su deseo de servir a los demás cuando tuvo la oportunidad.

Fueron muchos los amantes de la fe que tuvieron la dicha de conocer a Ezequiel Moreno, quien siempre se preocupó por los demás y tuvo una actitud de acuerdo a lo que su formación religiosa le había mostrado desde el momento en el que decidió comenzarse a instruir y cumplir con el mandato que Dios le encomendara, sin importar dónde tuviera que ir o lo que le estuvieran esperando en ese lugar (fuera bueno o malo).